Hitchcock y los mecanismos del suspense

Vamos a intentar olvidarnos de los tópicos sobre el cine de Alfred Hitchcock y a intentar redescubrirlo desde la perspectiva de la construcción del suspense, para entender cómo funcionaban sus películas.
  1. El suspense activo. El espectador siempre debía ir un paso por delante de su protagonista, para poder sufrir por aquello que éste no sabía.

 

  1. Los falsos culpables. Las intrigas hitchcockianas siempre intentaban colocar a sus héroes en posiciones vulnerables, obligados a escapar de las autoridades.

 

  1. Las rubias gélidas. Una de las grandes obsesiones del director siempre fueron las mujeres de aspecto gélido, pero atrevidas y apasionadas en su interior.

 

  1. Los McGuffin. En el cine de Hichcock, la intriga se mueve a partir de un detalle argumental que acaba siendo lo de menos: lo importante es que provoque movimiento.

 

  1. El vouyerismo. Tanto por su trabajo de cámara como por su conocimiento del medio, el director británico potenció la sensación de que el espectador ejerce de voyeur en el cine.

 

La inscripción al curso también incluye acceso al grupo de Facebook secreto en el que los alumnos pueden interactuar con el profesor.

¡Para celebrar el lanzamiento de la Escuela, rebajamos el precio de 45 a 30 euros!
Pedido

Currículo

Leccion 1 El suspense activo

Leccion 2 Los falsos culpables

Leccion 3 Las rubias gelidas

Leccion 4 Los MacGuffin

Leccion 5 El vouyerismo

Profesor

Tonio L. Alarcón

Barcelona, 1976. Periodista, comunicador y crítico de cine. Coordinador de redacción de la revista Imágenes de Actualidad, miembro del consejo de redacción de Dirigido Por, y colaborador de medios como Aleteia y SFX. El Festival de Cine Inédito de Mérida le concedió el Premio Miradas 2016 por su trayectoria como crítico cinematográfico.

Docente de monográficos especializados en la tienda The Cine (Barcelona) y ponente en el Máster en Producción y Comunicación Cultural de la Facultat de Comunicació Blanquerna. Cocreador, junto a Roberto Morato, del podcast cinematográfico A Quemarropa.

En la última década ha participado en una veintena de libros colectivos (entre ellos, varias publicaciones del Festival de Sitges y de Donostia Kultura), y ha escrito en solitario tanto Superhéroes: Del cómic al cine (Calamar Ediciones) como, ahora, Al caer la noche: Terror catódico USA 1970-1981 (Applehead Team).

 

Además, es padre, y se dedica a ello en cuerpo y alma.